Martes, 26 Enero, 2021

MBUX Hypescreen, la gran pantalla

Mercedes-Benz presenta la nueva pantalla de los EQS Los modelos EQS llegarán al mercado a finales de 2021
Manuel Armenta | 13 Enero, 2021, 10:25

Hace unos meses, la segunda generación del MBUX llegó a la nueva Clase S, mientras que MBUX Hyperscreen aterrizará en el nuevo EQS de forma opcional.

Mercedes ha buscado simplificar al máximo el manejo, para que no sea necesario navegar por submenús o utilizar comandos de voz.

Sajjad Khan, miembro del Consejo de Administración de Mercedes-Benz AG y chief technology officer, CTO, mostró en el CES 2021 la función inteligente "Mercedes Travel Knowledge" de la pantalla Hyperscreen MBUX. Hemos unido tecnología y diseño ofreciendo al cliente un sistema con una facilidad de uso sin precedentes.

Todo el contenido y las aplicaciones han sido condensadas en esta pantalla, desde el control del clima o aire acondicionado, la navegación y mapas, el entretenimiento o multimedia, y, por supuesto, las funciones de control del auto.

El acompañante también cuenta con sus propio display, lo que permite viajar de forma más placentera y entretenido. Por otro lado, también se considera el sistema llamado "Zero Level Menu", en el que al eliminar la búsqueda en detalle y los botones, el usuario limita la interacción a funciones prediseñadas por el momento de manejo, sin la necesidad de sub menús. La MBUX Hyperscreen, con ayuda de la inteligencia artificial, tiene más de 20 funciones, desde aplicaciones de mensajería de texto, hasta una sugerencia de lista de tareas pendientes.

Mercedes-Benz presenta su Hyperscreen para los EQS
La Hyperscreen cuenta con tres paneles táctiles

El sistema MBUX Hyperscreen presentado por Mercedes-Benz es realmente un conjunto de pantallas OLED unidas en un solo conjunto curvo de 141 centímetros de ancho, esto permitirá cubrir por completo todo el salpicadero del vehículo, siendo el salpicadero una gran pantalla donde se mostrará diversa información del coche y del entorno. Está diseñado a prueba de ralladuras y dispone de dos revestimientos para evitar reflejos y que facilitan su limpieza.

El vidrio curvado se compone de silicato de aluminio especialmente resistente a los rayones.

Hay un total de 12 sensores detrás de la pantalla para interpretar y dar "feedback" durante su uso. Si un dedo toca ciertas áreas, activan una vibración de la placa de cubierta.

Por dentro cuenta con un CPU de ocho núcleos, 24GB en RAM y 46.4GB por segundo de ancho de banda de RAM. El brillo de las pantallas se ajusta automáticamente a las condiciones ambientales, gracias a un sensor de luminosidad y a una cámara de vídeo.