Miércoles, 14 Abril, 2021

Crisis pone al gobierno italiano en jaque

El senador nacido en Argentina que puede ser clave para Italia La renuncia de dos ministras hace tambalear el gobierno italiano de coalición
Eleena Tovar | 15 Enero, 2021, 23:39

"Renzi ha lamentado el resultado de una crisis que "lleva meses abierta" y ha pedido "respeto a las formas democráticas", criticando que la política italiana se haya convertido en un "'reality show'".

El propio Conte no ha dicho nada en público desde que Renzi renunció, y no ha dado ninguna indicación de que estuviera dispuesto a presentar su dimisión al presidente Sergio Mattarella.

Una decisión que aún no ha anunciado Conte, ya que podría también optar por presentarse al Parlamento para comunicar que perdió la mayoría para gobernar y someterse a un voto de confianza.

Sin embargo, el grupo de Renzi ha dejado abierta la puerta para volver al redil siempre y cuando se pueda elaborar un nuevo pacto político.

Según los resultados de un estudio realizado por la firma encuestadora Ipsos para el diario Corriere della Sera, difundido por varios medios, el 46 por ciento de los entrevistados dijo no comprender el motivo de la crisis y el 73 por ciento consideró que con ella Renzi persigue intereses personales.

Italia además acaba de inaugurar su presidencia del G20, prorrogó el estado de emergencia hasta el 30 de abril frente ante la tercera ola de covid-19 y debe decidir el destino de los más de 209.000 millones de euros que recibirá de la Unión Europea, el 'nuevo plan Marshall' para la reconstrucción.

En opinión de analistas, con IV Renzi procuró conquistar el favor de una parte del electorado de centroderecha, controlado en gran medida por Fuerza Italia, y desde entonces representa una piedra en el zapato para el gobierno con reiterados cuestionamientos a la gestión de Conte.

Con la salida de Italia Viva, Conte deberá verificar en las próximas horas si la coalición de centroizquierda en la que se mantienen el Partido Democrático, el Movimiento Cinco Estrellas y Libres e Iguales logra conservar los 161 senadores y 316 diputados que necesita para ratificar el Ejecutivo en las Cámaras.