Среда, 14 Апреля, 2021

Renunció todo el Gobierno por el escándalo en unos subsidios — Holanda

Mark Rutte Mark Rutte el primer ministro de Holanda al momento de anunciar su renuncia y la de todo el Gobierno
Tobias Pedroso | 15 Января, 2021, 22:46

Miles de familias fueron acusadas erróneamente de fraude con las prestaciones sociales, viéndose obligadas a devolverlas, lo que sumió a muchas de ellas en graves problemas financieros. "Estamos todos de acuerdo: cuando todo el sistema fracasa, sólo se puede asumir una responsabilidad conjunta", agregó.

El anuncio fue realizado por el propio Rutte en un video que subió a Tiwtter, y aseguró que ya habló con el rey Guillermo Alejandro, marido de Máxima Zorreguieta, sobre su decisión.

No obstante, en muchos casos el fraude alegado por la Administración se limitaba a algunos papeles incompletos, mientras que en otros las familias recibieron más dinero del que, a priori, les correspondería debido a las fluctuaciones de sus ingresos.

La dimisión del Gobierno tiene lugar dos meses antes de las elecciones legislativas, previstas el 17 de marzo, y en medio de una crisis sanitaria que obligaron a las autoridades a imponer en el país las restricciones más estrictas desde el inicio de la pandemia.

La salida de Asscher ya anticipada lo que finalmente se ha producido este viernes, la dimisión del Gobierno, según fuentes citadas por la cadena NOS.

Varios padres implicados difundieron el lunes un video en que instaban al gobierno a dimitir.

Según trascendió, los funcionarios de impuestos habían procedido a una "distinción étnica" de unas 11 mil personas en base a su doble nacionalidad, incluyendo a algunas de las que están afectadas por el caso de las prestaciones familiares.

En diciembre, el Gobierno anunció que en los próximas cuatro meses pagaría indemnizaciones por al menos 30.000 euros (35.000 dólares) a cada progenitor implicado, pero esta medida no fue suficiente para apaciguar el escándalo.

"No nos queda más remedio que extender el confinamiento otras tres semanas más, hasta el martes 9 de febrero", dijo el primer ministro, Mark Rutte, durante una conferencia de prensa en La Haya.

El martes 19 se debatirá el informe en el Parlamento, cuando el partido de la oposición GroenLinks planea presentar una moción de censura contra todo el Gobierno, una acción apoyada por el Partido Socialista y la extrema derecha del Partido por la Libertad (PVV), que suman un total de 44 de los 150 escaños del Parlamento, aunque no cierran la puerta a conseguir sumar a otros parlamentarios.

Según los últimos sondeos, la formación liberal-conservadora (VVD) de Rutte podría encabezar de nuevo las elecciones legislativas, impulsado por su gestión de la pandemia.