Вторник, 18 Мая, 2021

Sindicato de Prensa venezolana afirma que periodistas detenidos en Apure fueron liberados

Los enfrentamientos han provocado el desplazamiento de más de 5.000 personas hacia territorio colombiano Sntp denuncia la detención de dos periodistas en Apure - Diario Primicia
Manuel Armenta | 04 Апреля, 2021, 10:07

Más temprano, la ONG venezolana FundaRedes denunció a RCN Radio la desaparición de los dos periodistas de NTN24 y de dos activistas de dicha fundación en el municipio de La Victoria del estado de Apure en Venezuela.

Según informó el canal, los periodistas venezolanos identificados, como Luis Gonzalo Pérez y Rafael Hernández, fueron secuestrados por agentes de la Guardia Nacional de Venezuela junto a los dos activistas de la ONG Fundaredes, Juan Salazar y Diógenes Tirado, en una base del Ejército en Guasdualito, localidad ubicada en la frontera de ambos países.

A las 16H30 del miércoles (20H30 GMT) "se perdió la comunicación" con los periodistas y activistas "detenidos" cuatro horas antes, a las 12H30, (16H30 GMT), había señalado el SNTP.

Un comunicado firmado por el ministro de Defensa venezolano, general en jefe Vladimir Padrino López da cuenta de la continuación de la llamada operación "Escudo Bolivariano 2021", la cual se desarrolla, entre otros, en la zona del estado Apure, fronterizo con Colombia y combate los grupos armados irregulares que operan desde el otro lado de la línea de demarcación.

Su liberación había sido exigida por diferentes sectores entre ellos por Gurisatti, quien emitió un comunicado en nombre del medio en el que exigían a la Guardia Nacional Bolivariana y a la Armada de Venezuela entregar información inmediata sobre el paradero de los periodistas.

"Continúan violaciones de DDHH en Apure, esta vez contra periodistas, solo por informar la verdad de lo que ocurre en esta zona", tuiteó el jueves el líder opositor Juan Guaidó.

Los comunicadores fueron retenidos por militares venezolanos en la frontera con Colombia, donde se registraron enfrentamientos que dejaron 13 muertos.

Las autoridades colombianas señalaron por su parte que la operación se trató de un golpe contra un ala de disidentes de las FARC.

No obstante, Fundaredes ha denunciado que el pasado 25 de marzo "fueron asesinados cinco miembros de una familia por presuntos funcionarios de las FAES", grupo élite de la Policía venezolana cuya disolución ha pedido la ONU por las múltiples acusaciones de ejecuciones extrajudiciales.