Среда, 14 Апреля, 2021

Venezuela pedirá ayuda a la ONU para desminado en frontera con Colombia

FANB intensificará su presencia en la frontera FANB intensificará su presencia en la frontera
Montrelle Montesinos | 08 Апреля, 2021, 03:51

El diputado venezolano Saúl Ortega ha denunciado que los ataques de estos grupos irregulares armados colombianos ingresaron al país con el objetivo principal de desestabilizar Venezuela para apoderarse de este territorio fronterizo.

Según dijo, este lunes el alto mando militar venezolano anunciará mas detalles sobre este plan y además actualizará el balance que ha dejado la acción militar contra irregulares colombianos que arrancó el 21 de marzo y que hasta ahora ha dejado cuatro uniformados venezolanos muertos, algunos por la explosión de minas.

Precisamente, Maduro destacó que ha delegado al canciller Jorge Arreaza enviar una comunicación al Secretario General de la ONU, Antonio Guterres para pedir "inmediata ayuda de emergencia" para desactivar los campos minados que han sembrado "estos grupos de asesinos y narcotraficantes venidos de Colombia".

Con maquinaria y personal técnico capacitado para en la materia, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) llevará a cabo el proceso de desactivación de las minas colocadas por los grupos irregulares armados de Colombia en territorio venezolano.

Destacó Maduro que en las últimas semanas han logrado "desalojar" varios campamentos en la frontera con Arauquita de grupos irregulares que ha evitado identificar.

"Es un caos, no sabemos con quién limitamos, oficialmente hay una República y unas instituciones, pero el control efectivo del territorio con el cual limita Venezuela, a veces es de un grupo paramilitar, guerrillero, criminal, entre otros, es decir; el Estado no tiene efectividad sobre ese territorio, por ende no brinda protección ni beneficios a sus ciudadanos".

Analistas de seguridad y grupos no gubernamentales venezolanos han dicho que los combates en la zona de La Victoria, en el estado de Apure, vecino a Colombia, son contra miembros del Frente 10 de las FARC, apartado de los acuerdos de desmovilización, y dedicado al narcotráfico con una creciente actividad en los últimos meses.