Viernes, 23 Julio, 2021

Republicanos degradan a hija de exvicepresidente por criticar a Trump

No me quedaré sentada a mirar en silencio mientras otros llevan a nuestro partido por un camino que abandona el Estado de derecho y se unen a la cruzada del expresidente para socavar nuestra democracia” (REUTERS  Aaron P. Bernstein  File Trump aplaude la remoción de la hija de Dick Cheney de liderazgo republicano en el Congreso
Eleena Tovar | 14 May, 2021, 20:29

Liz Cheney, representante republicana federal por el estado de Wyoming, por una votación oral de los integrantes de su partido en el Congreso fue removida de su puesto de liderazgo, acción que fue aplaudida por el expresidente Donald Trump.

"Voy a hacer lo que esté en mis manos para asegurarme que el expresidente no vuelva a acercarse nunca más (al poder)", añadió.

Cheney no es la única crítica de Trump en el partido, ya que el senador Mitt Romney, que representa a Utah, fue abucheado durante una convención estatal, poco antes de que fracasara un intento de censurarle por haber votado junto a los demócratas en los dos juicios políticos contra el expresidente.

Trump -apartado de las redes sociales- reaccionó raudo afirmando que Cheney es un ser humano "amargado y horrible".

Y se refirió a ella como una "belicista" cuya "familia -en alusión a su padre- nos empujó hacia este desastre interminable de Oriente Medio, malgastando nuestra riqueza y mermando nuestras fuerzas armadas".

Cheney constató que en sus esfuerzos de "socavar el proceso democrático" estadounidense, Trump ha "engañado" a millones de estadounidenses "que solo han escuchado sus palabras, pero no la verdad".

"Permanecer en silencio e ignorar la mentira envalentona al mentiroso", dijo Cheney. En una votación de voz ultrarrápida, los colegas republicanos de Cheney la ofrecieron como el último sacrificio político en la alineación del partido con Trump.

Independientemente del reemplazo de Cheney, "está claro que necesitamos hacer un cambio", dijo McCarthy a los miembros el lunes.

Los republicanos tienen como objetivo recuperar el control de la Cámara de Representantes, actualmente con mayoría demócrata, en las elecciones legislativas del próximo año.

"Ojalá. puedan hablar sobre áreas de acuerdo y cosas como infraestructura", dijo a los periodistas la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.

Sin embargo, Cheney se encuentra en el centro de la crisis de un partido que no puede renunciar a su expresidente y rechazar su falsa afirmación de fraude electoral.

Insistió en que los republicanos están repitiendo la mentira de que las elecciones fueron robadas "simplemente para calmar.al presidente más deshonesto de la historia de Estados Unidos".