Viernes, 23 Julio, 2021

Secuestró, drogó y mató a sus dos pequeñas hijas — Horror en España

Olivia Anna y Tomás Gimeno desaparecieron el 27 de abril en Tenerife España Olivia Anna y Tomás Gimeno desaparecieron el 27 de abril en Tenerife España
Eleena Tovar | 11 Junio, 2021, 22:35

Las niñas desaparecieron el pasado 27 de abril con su padre, después de que no las devolviera a la madre, en contra de lo que tenían pactado.

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha informado este jueves de que, a falta de pruebas médico forenses más determinantes, el cuerpo hallado en el mar corresponde "prácticamente con toda seguridad" a Olivia, de seis años, que desapareció junto a su hermana, Anna, de uno, y su padre, Tomás G., en Tenerife.

El portavoz de la familia habló sobre el auténtico objetivo de Tomás Gimeno: "Su intención era tener a Beatriz (la madre de Anna y Olivia) inmersa en el dolor de por vida de no saber y pensar que las niñas estarían con su padre, desaparecidas y nunca encontrarlas". De 37 años, Gimero estaba separado hace un tiempo de Zimmerman, y no habría aceptado que esta tuviera una nueva relación sentimental. Así lo ha hecho el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, que ha dicho que no puede "imaginar el dolor de la madre": "Mi abrazo, mi cariño y el de toda mi familia, que hoy se solidariza con Beatriz y sus seres queridos", ha expresado en un tuit.

Fuentes de la Guardia Civil, responsable de la investigación, explicaron al medio ABC que se trata del cadáver de la niña mayor, que estaba en una bolsa atada al ancla. Lo comprobó una patrulla del Servicio Marítimo de la Guardia Civil que lo paró a la entrada del puerto porque había excedido la hora del toque de queda vigente.

Por el contrario, la llamó esa noche para decirle que nunca más los volvería a ver a él ni a las niñas.

Desde entonces comenzó la búsqueda de la Guardia Civil y las autoridades locales, a la que se sumó el Instituto Oceanográfico Español con el buque "Ángeles Alvariño" especializado en reconocimiento del fondo marino.

La investigación llevó aparejado varios registros en la finca propiedad de Gimeno, situada en Igueste de Candelaria, donde nunca se encontró nada relevante.

El buque mantiene la búsqueda en la zona, pero no se ha encontrado rastro de la otra niña ni del padre. Poco después confirmaron a la madre que el cuerpo era el de Olivia.

De aquí que se estime que las haya drogado antes de matarlas, meterlas en bolsas y trasladarlas en su coche hasta el puerto deportivo para, más tarde, arrojarlas al mar desde su lancha amarradas al ancla para que los cuerpos permanecieran hundidos. Decía que si Gimeno hubiera cometido "una locura tan sumamente grave" como atentar contra sus hijas, lo hubiese realizado de forma "mucho más rápida y sencilla".

Pero no ha ofrecido más declaraciones sobre el hallazgo del cuerpo de este jueves. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.