Вторник, 26 Октября, 2021

Sanciona a cuatro asesores de Daniel Ortega, incluida su hija

La periodista Cristiana Chamorro Barrios hija de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro, habla durante una conferencia de prensa en la sede del partido Ciudadanos por la Libertad, en Managua Nicaragua el 1 de junio de 2021 Cristiana Chamorro una de las principales contendientes a la presidencia está detenida en su domicilio
Montrelle Montesinos | 13 Июня, 2021, 21:04

A los más de 120 presos políticos que ya se contabilizan antes de mayo de 2021, se han sumado siete líderes políticos detenidos, entre ellos están cuatro aspirantes a la Presidencia de Nicaragua: Cristiana Chamorro, Juan Sebastián Chamorro, Arturo Cruz y Félix Maradiaga.

El secretario de EEUU, Antony Blinken, instó a Ortega a liberar a los candidatos presidenciales detenidos, así como a otros líderes de la oposición arrestados durante la última semana en una "ola de represión".

Después del mediodía del martes y tras comparecer ante el Ministerio Público, detuvo a Maradiaga.

Pallais fue detenido acusado de "incitar la intervención extranjera en los asuntos internos", "pedir intervenciones militares" y organizarse con fondos externos para "ejecutar actos de terrorismo y desestabilización" del gobierno de Ortega, según un comunicado del cuerpo policial.

Los individuos sancionados son Leonardo Ovidio Reyes Ramírez, presidente del Banco Central de Nicaragua; Julio Modesto Rodríguez Balladares, general de brigada del Ejército de Nicaragua y Edwin Ramon Castro Rivera, diputado de la Asamblea y miembro de la comisión electoral de Nicaragua.

El Gobierno de Nicaragua también protestó "enérgicamente" por esas sanciones y tildó a EE.UU.de "imperialista y colonialista".

Estas maniobras del régimen de Ortega han llevado a una enérgica condena por parte de la Comunidad Internacional, incluso el gobierno de Biden sancionó a la propia Murillo y a sus cuatro hijos, congelando sus cuentas en dólares y propiedades en este país.

Además, se les prohíbe hacer cualquier transacción financiera con ciudadanos estadounidenses o que implique algún tipo de tránsito por la potencia norteamericana, lo que busca dificultar a los sancionados el acceso al sistema financiero internacional, basado en el dólar.

"El secretario general está muy preocupado por los recientes arrestos y detenciones, así como por la invalidación de candidaturas de líderes de la oposición en Nicaragua", dijo su portavoz, Stéphane Dujarric.

Por su lado, la Federación de Cámaras y Asociaciones Industriales de Centroamérica y República Dominicana (Fecaica) consideró que los hechos ocurridos en Nicaragua "atentan contra el desarrollo del país, causando inestabilidad económica, política y social" y que "poner en riesgo la certeza jurídica del país traerá graves consecuencias, afectando directamente el empleo y la inversión".

Además, reiteraron la solidaridad con el pueblo nicaragüense y respaldaron las acciones de la Cancillería costarricense cuando exhortó a las autoridades nicaragüenses para que detuviesen las acciones que comprometen el espacio cívico y democrático y también "alejan la perspectiva de elecciones justas, libres, creíbles e inclusivas".

El Cosep, principal cúpula patronal nicaragüense, alertó que se ha desatado un "proceso de represión nunca visto en la historia democrática de Nicaragua" y demandó la "liberación inmediata" de los precandidatos opositores, y la de su ex presidente, que han sido "detenidos de forma arbitraria y bajo el amparo de procesos ilegales y leyes inconstitucionales".

La ganadora del Premio Latinoamericano de Literatura La Otra Orilla 2010 advirtió que el pueblo nicaragüense "será el perjudicado cuando caigan las sanciones y llueva fuego del mundo civilizado contra nuestro pobre país por culpa de estas ilegalidades y persecuciones".