Вторник, 26 Октября, 2021

Revés a ultraderecha de Francia a un año de comicios presidenciales

El presidente francés Emmanuel Macron en un colegio electoral durante la primera vuelta de las elecciones regionales y departamentales en Le Touquet-Paris-Plage Francia el 20 de junio de 2021 Francia registra alta abstención en elecciones regionales
Eleena Tovar | 21 Июня, 2021, 18:35

Tampoco el partido de Emmanuel Macron ha cumplido sus expectativas, según sondeos.

Una mujer deposita el voto en Saint Remy sur Avre. El partido 'La República en Marcha', del presidente Emmanuel Macron, arrojó débiles resultados.

Eel derechista Los Republicanos (LR) también ha logrado un buen resultado al partir en cabeza en seis de las trece regiones metropolitanas del país mientras la izquierda lo hará en cinco.

La ultraderechista Agrupación Nacional (RN) puede haber logrado un 18,9%, de acuerdo con ese sondeo.

El citado diario francés publicó un sondeo a boca de urna donde se confirma una leve mayoría de la derecha en al menos 6 de las 18 gobernaciones en disputa. El RN quedaría en el 19,1%.

En tercera posición aparece la izquierda con el Partido Socialista.

En cuanto a los resultados de la LREM, creada en torno a Emmanuel Macron para las elecciones presidenciales de 2017, el portavoz del Gobierno, Gabriel Attal, ha admitido que "ha sido difícil".

El mal resultado del LREM, que ha acabado cuarto, se produce a pesar de que hasta trece ministros y secretarios de Estado han figurado en alguna candidatura. Por ello, enl Gobierno ha insistido en no dar una lectura estatal a estos comicios.

Las encuestas apuntan a que la formación de extrema derecha de Le Pen podría ganar en seis de las regiones.

Si bien faltan los conteos oficiales y un porcentaje similar obligaría al partido Frente Nacional a ir a una segunda vuelta, es notorio el resultado preliminar.

Por ello, urgió a los "patriotas" a que "no se dejen influir por los resultados de la primera vuelta y se movilicen".

Solo un candidato de la RN, Thierry Mariani, tiene posibilidades de llegar a la cabeza de esta primera vuelta en una sola región, Provincia-Alpes-Costa Azul (PACA), y sería in extremis, porque está codo con codo con el presidente saliente.

Hasta ahora, ha funcionado el llamado "frente republicano", el sistema por el que todos los demás partidos cooperaban en la segunda vuelta (a través de alianzas o de retirarse a la última ronda) a fin de que el mejor colocado ganara la elección frente al RN. Esto se debe a que le da una ventaja que, de concretarse, llevaría a un partido de extrema derecha a gobernar una región por primera vez en la historia francesa.

Jean-Luc Mélenchon, el líder de La Francia Insumisa (LFI), se ha comprometido a hacer "todo lo posible para convencer a todas y todos de no dar ninguna región a la Agrupación Nacional".

"Hacemos un llamamiento para no sumar una nueva aflicción a todas las desdichas de nuestra democracia", proclamó desde la sede de su partido.

Medios locales precisaron que el desinterés se ha adueñado de más del 66 por ciento de la población y que para una primera vuelta de las elecciones regionales no hay precedentes en Francia, estaría muy por encima del 50 por ciento de las elecciones de 2015.

Como antecedente, las municipales del año pasado, celebradas poco después del final del primer confinamiento, tuvieron una participación de apenas el 45 %.

El ministro del Interior de Francia, Gerald Darmanin precisó este domingo que la situación electoral en el país europeo fue preocupante, esto a causa del alto nivel de abstención de los ciudadanos de cara a los comicios regionales.

Pero ahora hay menos propensión a cooperar ya que los partidos de los dos grandes bloques (izquierda y derecha) quieren posicionarse como la mejor alternativa a Le Pen para las presidenciales y son más renuentes a renunciar a la segunda vuelta del domingo 27 de junio.